El actual estilo de vida mediterráneo aconseja la utilización de técnicas culinarias que permiten aprovechar las propiedades nutricionales de los alimentos al máximo, mientras se disfruta de sabrosos platos. La cocción de los alimentos provoca transformaciones físicas y químicas, con cambios positivos, como la mejora de la digestibilidad y la conversión de nutrientes en formas más fáciles de digerir.

A continuación, una lista de los métodos de cocción utilizables:

  •   Hervido. Cocción simple donde los alimentos se sumergen en agua hirviendo a 100oCdurante un tiempo determinado.
  •   A la plancha. Cocción de los alimentos en un plato caliente a 200oC con un poco de aceite de oliva para evitar que se peguen los alimentos.
  •   Al horno. Cocción a temperaturas adecuadas para cada tipo de alimento y su tamaño, por lo general a temperaturas elevadas, por encima de 150oC.
  •   Estofado. La cocción de alimentos, lípidos y agua a fuego medio y descubierto, a aproximadamente 100oC. Cocción de los alimentos en grasa a fuego lento y tapados para que estén “ahogados” en sus propios jugos.
  •   Salteados. Cocción rápida en un recipiente destapado con una cantidad moderada de aceite caliente a temperaturas alrededor de 180oC.
  •   Frito. Cocción de los alimentos por inmersión en aceite caliente alrededor de 180oC.
  •   Al vapor. Cocción de los alimentos en un recipiente con agua, pero sin hacer contacto conel agua, se cocina en el vapor causado por evaporación a 100oC.
  •   Escaldado. Alimentos – normalmente verduras o frutas para eliminar un sabor fuerte (repollo, cebolla, etc.) – que primeramente se sumergen en agua hirviendo, y se retiran tras un tiempo breve para sumergirse luego en agua fría (shock) para detener el proceso de cocción.

 

[table id=1 /]